El rincón de Koreander

“Ante él tenía una habitación larga y estrecha, que se perdía al fondo en penumbra. En las paredes había estantes que llegaban hasta el techo, abarrotados de libros de todo tipo y tamaño”. La historia interminable, Michael Ende – BLOG DE LITERATURA FANTÁSTICA –

‘La Torre Prohibida’, suspense sobrenatural (nota: 8)

ÁNGEL GUITIÉRREZ Y DAVID ZURDO

“El periodista de sucesos Jack Winger tenía el rostro iluminado por luces alternativas de color rojo y azul, que rompían la oscuridad de la noche. Miraba fijamente hacia aquella casa. Era una casa normal, como todas las demás de esa calle; de madera pintada de un blanco algo deslucido, con un pequeño jardín delantero y un porche, donde había un par de tumbonas de bambú delante de las ventanas cubiertas con mosquiteros”…

Así empieza el magistral thriller escrito a cuatro manos que se ha erigido como vencedor en la última edición del Premio Minotauro (2012). Ángel Guitérrez y David Zurdo, autores también de otras novelas de temática fantástica como ‘97 segundos‘ ó ‘616. Todo es infierno‘, han vuelto a juntar sus cabezas para elaborar una trama que se entreteje con tan sólo dos únicos hilos, protagonizados por el mismo personaje, aunque desarrollados en ambientes muy diferentes. Los capítulos impares dibujan una historia de corte más realista, en los que Jack Winger combate una extraña enfermedad que le hace olvidar cosas o incluso buscar otras que simplemente nunca han existido, mientras va redescubriendo su propio pasado. En los pares, como contrapunto, lo sobrenatural cobra peso casi desde el comienzo y asistiremos al ingreso de Jack en una oscura clínica donde se verá rodeado de siniestros pacientes y no menos inquietantes doctores.

El lector no necesita muchas páginas para saber que algo extraño sucede en ambos mundos, narrados con acierto por  dos autores españoles que han sabido mimetizar tanto sus estilos que es ‘imposible’ diferenciarlos. Zurdo y Gutiérrez saben anteponer el fondo a la forma y optan por una narrativa efectista plagada de elementos que permiten avanzar la historia desde la intriga hacia el puro terror. Lo hacen optando por trucos del oficio como los ‘cliffhangers’ -capítulos que terminan en el punto álgido de una escena-, o introduciendo de forma casi subliminal elementos que provocan la inquietud del lector. Se trata de trucos de oficio que no siempre se pueden percibir, y que recuerdan de alguna manera a los empleados por directores como Francis Ford Coppola en ‘Drácula’, para la que rodó algunas escenas en las que los personajes caminaban hacia atrás y luego proyectaba la cinta al revés, o el mismo Alfred Hitchcock, quien sobreponía planos de calaveras en películas como ‘Psicosis’. En el libro estos trucos se traducen en fórmulas más literarias entre las que destaca la de llamar a los personajes con nombres históricos cargados de significados, la repetición de elementos extraños que parecen fuera de sitio, o recurrir a temáticas esotéricas como los ‘jotts’, un fenómeno que se describe en el propio libro y que consiste en la desaparición de objetos que terminan siendo encontrados en lugares en los que es imposible que hubieran estado.

Precisamente el gran acierto de los autores es la elección del argumento. Si de algo pueden presumir estos novelistas es de pergeñar tramas que consiguen atrapar al lector desde el primer momento. El interés por la historia no radica en el carisma de los personajes, ya que éste es el principal aspecto en el que flojea la novela. Ángel Gutiérrez y David Zurdo apenas desarrollan a su protagonista, del que sólo parecen destacar su profesión, el periodismo, y apenas le conceden otra cualidad que la de ser un incansable ‘buscador de la verdad’. El resto de pers personajes parecen más esbozados que descritos, y en todos los casos existen sólo para beneficio de la trama. Esto no es tanto un error, como un truco meditado a fin de que todos los elementos que componen la historia cumplan su principal función: generar  suspense, un objetivo que alcanzan desde la primera página.

En todo caso este defecto se compensa con creces en el indiscutible manejo del ritmo narrativo, lo que convierte a ‘La torre prohibida’ en una lectura ideal para el verano. Un libro oscuro, al que no le importa abordar escenas sangrientas pero que no utiliza la casquería para provocar miedo, ya que esto lo hace con otras fórmulas diseñadas para generar ‘inquietud’ en el lector. Como buena historia de suspense, todo va dirigido hacia un final en el que las dos historias narradas chocan para producir un final atrevido, que no deja indiferente, y que permanece en la retina del lector después de la lectura.

CONTRATAPA:

Tras sufrir un accidente que casi acaba con su vida y que le ha provocado una pérdida total de la memoria, Jack Winger ingresa en una clínica de reposo para recuperarse de las graves secuelas. Allí le explicarán que era periodista de sucesos, que nadie le ha visitado en el hospital y que todos los internos padecen amnesia. Lo que nadie le contará es que todos los enfermos sufren pesadillas recurrentes, sueños terribles que se repiten cada noche. Ni que a veces el enfermero jefe se lleva a un interno al bosque pero vuelve solo, ni que existe una torre cuya entrada permanece oculta y a la que no les está permitido entrar…

Con la ayuda de Julia, una joven paciente cuya pesadilla es, si cabe, mucho más terrible que la suya, Jack descubrirá que hay lugares en los que es mejor no internarse, y que algunos secretos deberían permanecer ocultos para siempre.

Editorial: Minotauro

Páginas: 339

ISBN: 978-84-450-0013-7

Precio: 19,50 euros

Fecha de publicación: Marzo de 2012

AVANCE EDITORIAL

7 comentarios el “‘La Torre Prohibida’, suspense sobrenatural (nota: 8)

  1. Silvia
    07/08/2012

    “La torre prohibida”… Así se llama un libro de la serie Darkover, de Marion Zimmer Bradley, publicado en español por Nova fanstasía a fines de los ’80.

  2. yamas83
    07/08/2012

    El título es lo que menos me convence. Me parece un poco manido para una historia que aunque incluya algunos tópicos, aborda temas muy originales.

  3. Pingback: Contenido de agosto « El rincón de Koreander

  4. Pingback: ‘H@acker s@apiens’, el “superhombre” cibernético « El rincón de Koreander

  5. Pingback: ‘H@cker S@piens’, el libro que se merecía más (nota: 9,5 el contenido/2 la edición) « El rincón de Koreander

  6. Pingback: Contenido del blog « El rincón de Koreander

  7. Pingback: Liebster Award (Descubre nuevos blogs) | El rincón de Koreander

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 01/08/2012 por en Crítica y etiquetada con .

Navegación

Leyendo actualmente

Publicaciones por fecha

agosto 2012
L M X J V S D
    Sep »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: