El rincón de Koreander

“Ante él tenía una habitación larga y estrecha, que se perdía al fondo en penumbra. En las paredes había estantes que llegaban hasta el techo, abarrotados de libros de todo tipo y tamaño”. La historia interminable, Michael Ende – BLOG DE LITERATURA FANTÁSTICA –

‘El sueño del otro’: una lectura que despierta conciencias

JUAN JACINTO MUÑOZ RENGEL RASGA LA REALIDAD EN UNA NOVELA QUE FUNDE FANTASÍA, NOVELA NEGRA, Y SOBRE TODO FILOSÓFÍA

Si esta mañana y este encuentro son sueños, cada uno de los dos tiene que pensar que el soñador es él. Tal vez dejemos de soñar, tal vez no. Nuestra evidente obligación, mientras tanto, es aceptar el sueño, como hemos aceptado el universo y haber sido engendrados y mirar con los ojos y respirar”

El otro’ de Jorge Luis Borges

El sueño del otroHe empezado con una cita de Borges para hacerme el interesante. En realidad lo que me hubiera gustado es arrancar esta reseña con ese viejo chiste de Terry Pratchet sobre un filósofo al que le pillan en un bar a horas intempestivas, y ya no recuerdo si su señora o su santa madre le pregunta: “¿Pero qué haces tú aquí?”. Decía Pratchet que la respuesta del filósofo se prolongó durante varios días. Juan Jacinto Muñoz Rengel es doctorado en Filosofía y ha ejercido esta profesión en la enseñanza. Por suerte para el lector, es también un magnífico narrador y un estilista del lenguaje –tanto que enseña el oficio de juntaletras en la prestigiosa escuela de escritura de Fuentetaja-. A muchos no hará falta que les explique lo bien que escribe este señor, porque quizás ya han leído su anterior obra, la exitosa e ingeniosa: ‘El asesino hipocondríaco’. ¿Así de bueno es? Pues no. En ‘El sueño del otro’ demuestra que es aún mejor.

El argumento del libro se puede resumir de forma tan breve como una adivinanza:

“Xavier Arteaga es un profesor de instituto que cada noche sueña que es André Bodoc, un director de informativos. André Bodoc es un director de informativos que cada noche sueña que es Xavier Arteaga, un profesor de instituto. Pero ¿quién sueña a quién? ¿Quién es real y quién está soñando?”

 

Gracias a la editorial por enviarnos el libro.

Gracias a la editorial por enviarnos el libro.

¿Es esto una excusa para hablar sobre qué es la realidad?, ¿voy a encontrarme en este libro con una buena dosis de filosofía de instituto?, y ¿a caso no resolvió ya todas estas dudas René Descartes? Pues sí y no (¡qué gran filósofo se ha perdido el mundo conmigo!). ‘El sueño del otro’ profundiza muchísimo en la esencia misma de la realidad, en el quid de la existencia, pero lo hace de una manera tan literaria, tan ligada a la trama, que…

¡Ojo!, ¡tópico de reseña literaria!

…es imposible dejar de leer. No espera, puedo ser más original: ¡Cómo invita a pasar las páginas!

Fin del tópico

Ahora en serio. El libro está tan bien estructurado, la narración es tan sólida y los personajes parecen tan trabajados, que como lectores nos sentimos absorbidos por el universo de la novela. Todo ello consigue un efecto agridulce, y es que las 299 páginas que nos brinda Juan Jacinto Muñoz duran un suspiro.

Arranque El Sueño del Otro

Así arranca el libro.

Eso no significa que estemos ante un relato ligero, solo que el autor ha sabido hilar con acierto filosofía y trama; divulgación y entretenimiento. Al comienzo de la lectura nos impregna un sentimiento de realidad melancólica. Al mismo tiempo, y de forma creciente según avanza el libro, nos vemos sumergidos en una sensación extraña, febril, como si el tejido mismo de la realidad ondulase. Como si la vigilia tuviera también una cualidad onírica. De alguna manera, es como si al hablar sobre la realidad, esta pareciera menos tangible, más ficticia. ¿Sabéis esas conversaciones en las que a veces uno de los interlocutores se pone místico, mira al cielo, y empieza a hablar de algo más profundo que un escote o un partido de fútbol? Una de cada diez veces ninguno de los tertulianos jode el momento con una cita de Paulo Coelho. A veces surgen reflexiones en voz alta tan interesantes… bueno, casi tan interesantes como esta novela.

“Podemos ver la mente como un conjunto de redes neuronales. Un conjunto que funciona a la manera de un algoritmo infinitamente complicado, con un elevadísimo número de variables. La ejecución de ese algoritmo seríamos nosotros, como una constante explosión neuroquímica. Millones de pequeñas explosiones en las sinapsis neuronales, intercambio de iones y descargas en las bombas de sodio-potasio. Y el yo emergiendo como consecuencia de esa excitada actividad de la materia”.

Pero como decía antes la gracia de este libro es que nada de eso entorpece la lectura. La historia avanza a un ritmo trepidante (perdón, aquí no he puesto la alerta de tópicos). Incluso la forma en que los dos personajes abordan la rara situación que viven parece beber de la novela negra. Uno decide enfrentarse a su ‘alter ego’ onírico buscándole en su propio mundo, como un detective aficionado. El otro lo busca en escáneres cerebrales y doctos psicólogos: Same Spade y el Doctor House. Por eso me sorprende que las primeras críticas del libro hablen tanto de sus similitudes con Borges o Cortázar, acertadamente en mi opinión, y sin embargo no mencionen a autores mucho más ‘populares’ y modernos como a Haruki Murakami. Vale, quizás comparar a estos dos novelistas sea una extravagancia, pero no tanto. La forma en la que el escritor malagueño introduce elementos casi dalinianos en un cuadro por lo demás hiperrealista, tiene también algo del autor nipón.

“Un gato gris con rayas negras, idéntico al anterior, lo estaba mirando fijamente a los ojos. Era evidente que no se podía tratar del mismo animal, y, sin embargo, no sólo su apariencia era idéntica sino que también tenía la misma actitud. Lo miraba tal y como lo haría una persona. Y había algo en su mirada que oscilaba entre la interrogación y la amenaza. Él tragó saliva. No se atrevía a hacer ningún movimiento brusco”.

En el libro de Jacinto Muñoz también aparece un gato asociado a un ‘fallo en la realidad’, como ocurre a menudo con Murakami.

En el libro de Jacinto Muñoz también aparece un gato asociado a un ‘fallo en la realidad’, como ocurre a menudo con Murakami.

Ahora un poco sobre la forma del contenido. ‘El sueño del otro’ se divide en capítulos breves. ¿Es una estrategia para mantener enganchado al lector? Pues claro. Sin embargo, esta manera de fragmentar la novela también afecta a la trama misma, ya que en los capítulos impares se nos narra la historia del profesor de instituto Xavier Arteaga (es cierto que el nombre parece vasco, pero la novela carece de total localización o referencia geográfica, aunque sí está presente la crisis y la actualidad nacional), y en los pares las peripecias del director de informativos y entrevistador televisivo André Bodoc.

El primero es un hombre divorciado con un hijo al que apenas ve y un padre moribundo. Sus alumnos le desprecian casi tanto como se desprecia él mismo, aunque tiene una buena amiga, Helena, que es compañera de trabajo y apoyo durante toda la obra. Así las cosas él aborda el raro fenómeno de convertirse en André Bodoc cada noche con preocupación, pero también con interés. No es para menos, ya que la persona que sueña ser cada noche, y que a su vez le sueña a él, es un hombre mayor de mucho éxito profesional y no menos suerte con las mujeres. Un hombre con una vida en apariencia envidiable, que trata por todos los medios de superar este ‘raro trastorno’, pero al que al mismo tiempo no le hace falta demasiado para ‘asomarse a la locura’.

BREVE FOTORRESEÑA:

  • El libro está editado por Plaza & Janés, con 304 páginas y un precio de 17, 90 euros (ISBN: 9788401353574).

Casi desde el principio se nos propone como lectores el juego de adivinar quién es real y quién una manifestación del subconsciente, aunque también como lectores intuimos desde el principio que esta historia esconde mucho más. El cambio de capítulos no resulta brusco a pesar de que supone siempre un cambio de conciencia narradora –si bien todo está contado en tercera persona-. En ocasiones esta división está tan elaborada que nos acerca a la rara experiencia de despertar siendo otra persona, y al mismo tiempo nos presenta dos realidades idénticas pero asimétricas, como el reflejo de un espejo:

(Capítulo André)

“En el aire comenzó a sonar un ruido atronador, un rugido ascendente, metálico y ensordecedor que parecía venir de otro mundo, y que hacía temblar las paredes, el techo, los cuadros y las lámparas, como si todo estuviera a punto de venirse abajo.

***********

(Capítulo Xavier)

Un ruido ensordecedor hizo vibrar el aire. Era un sonido metálico y estridente que parecía no tener fin. Las ventanas de los automóviles comenzaron a estremecerse, como por efecto de un seísmo. Xavier miró alrededor para comprobar si el mundo seguía su curso a pesar de los temblores”.

De alguna manera recuerda a esas hermosas y raras escenas de la película ‘Origen’ (‘Inception’), con la que la obra de Juan Jacinto Muñoz también guarda algunas similitudes. De hecho, buena parte de la historia gira en torno al suicidio y a la idea de saltar al vacío para despertar a la realidad: un fenómeno que en ‘El sueño del otro’ alcanza tintes de pandemia. También a saber qué es en sueño y qué no, y a los llamados ‘test de realidad’: como probar a encender y apagar las luces, tratar de recordar cómo hemos llegado a un sitio, o comprobar la hora para saber si estamos dentro de un sueño. Este juego, este inmenso quebradero de cabeza, es una de las claves de la novela.

Ahora bien, como historia pseudopoliciaca, también hay una reflexión sobre la sociedad y su avanzar hacia el punto de ebullición. En este sentido habla sobre la violencia en las aulas, la corrupción política, la crisis económica como invento de unos pocos, y hasta la tragedia por la que atraviesa el mundo del periodismo. Merece la pena destacar algunas reflexiones lanzadas por este ‘muy poco ético’ personaje que es André Bodoc:

“- Las agencias, los periódicos, las televisiones –continuó- están hambrientos de sucesos llamativos, de noticias que resulten atractivas. Y nadie quiere quedarse fuera del baile. Las redacciones están llenas de profesionales poco experimentados y mal pagados, que se ven empujados a copiar la información de internet, de otros medios y hasta de las redes sociales (…)”.

En fin, normalmente llegados a este punto de la reseña suelo advertir al lector de algunos fallos que hacen que la novela no funcione todo lo bien que podría, o de qué le falta al libro para llegar al 10. Me cuesta mucho encontrar motivos de queja en ‘El sueño del otro’. A nivel de trama quizás hay algunos lugares comunes en la novela, con personajes o situaciones demasiado clásicas: el vecino maltratador, el nuevo amante de la ex esposa, el presentador ambicioso… En cualquier caso, se trata de elementos tan secundarios que pasan ante nuestros ojos como el paisaje durante una travesía en tren. Poro otro lado, a nivel estilístico la sencillez que refleja la escritura de Juan Jacinto Muñoz está muy trabajada. Cuesta mucho trabajo narrar con tan poco esfuerzo, decir tanto en tan poco espacio, y que además se entienda así de bien. Sí es cierto que en ocasiones el autor parece un poco redundante, quiere rematar sus propias frases, y eso le hace reiterativo en algunos párrafos o provoca que ideas redondas, lo sean un poco menos.

De todas maneras es un efecto que solo he notado en los primeros capítulos, cuando el propio ritmo de la novela es más pausado, sin resultar cargante, y le obliga al escritor a pausar la acción, a introducir menos diálogos y a mantener a sus personajes a la espera. En seguida el libro se dispara y el lector se ve catapultado (hoy los tópicos me salen solos) por su necesidad de respuestas. Sobre si el autor las da o no, mejor dejar que sea el propio lector el que lo descubra.

En definitiva, ¿qué decir de ‘El sueño del otro’?  Es una novela brillante, de esas que te hacen odiar un poco al autor (solo un poco, de verdad), que parecen ligeras cuando se ponen densas, y que resultan densas cuando se piensa en ellas. Sin embargo pensar es gratis, o al menos todavía no lo han privatizado. Aprovechen y lean a Juan Jacinto Muñoz. Él sí es real.

******************************

OBRA ANTERIOR:

Martin A. La ReginaEl señor Y. debe cumplir su último encargo como asesino profesional, pero para conseguirlo tendrá que superar un grave obstáculo: no le queda más que un día de vida. ..En realidad, el enigmático asesino a sueldo que responde a las iniciales M.Y. lleva años muriéndose, desde el mismo momento en que vino a este mundo. Le persiguen tantas enfermedades que cualquiera podría considerarlo un milagro médico. Ahora, por encargo de un cliente misterioso que se mantiene en la sombra, debe matar al escurridizo Eduardo Blaisten antes de que le asalte una apoplejía terminal o una úlcera gangrenosa o un empeoramiento de su Síndrome de Espasmo Profesional…Su incomprensible mala suerte irá frustrando uno tras otro todos sus intentos de homicidio, y estableciendo una mágica conexión entre sus propias penalidades y los grandes males físicos, psicológicos e imaginarios, que torturaron a Poe, Proust, Voltaire, Tolstói, Molière, Kant y al resto de los hipocondríacos ilustres de la historia de la literatura y el pensamiento…Una inteligente y divertidísima novela que aúna intriga, obsesión, asesinato y amor incondicional por la literatura.

  • También de Plaza & Janés, son 224 páginas y 16,90 euros en rústica (ISBN: 9788401352256) o 248 páginas y 8,95 euros en bolsillo (ISBN: 9788490321249).

3 comentarios el “‘El sueño del otro’: una lectura que despierta conciencias

  1. alexanderpgarcia
    01/02/2013

    Tenía pensado adquirirlo, pero ahora me acabas de convencer claramente. De hecho creo que es la reseña más espectacular y trabajada de las que tienes en la web, felicidades.

  2. Pingback: “El cine ha arriesgado más que la literatura en los últimos años en cuanto a hipótesis fantásticas radicales” « El rincón de Koreander

  3. Pingback: ¡FANTASCY ya es real! | El rincón de Koreander

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 31/01/2013 por en Crítica, Reseña y etiquetada con , , , , .

Leyendo actualmente

Publicaciones por fecha

enero 2013
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: