El rincón de Koreander

“Ante él tenía una habitación larga y estrecha, que se perdía al fondo en penumbra. En las paredes había estantes que llegaban hasta el techo, abarrotados de libros de todo tipo y tamaño”. La historia interminable, Michael Ende – BLOG DE LITERATURA FANTÁSTICA –

Un poco de nostalgia… o por qué leer ‘Dragonlance’ con 30 años

CON MÁS DE DOS DÉCADAS DE HISTORIA, ‘LAS CRÓNICAS DE LA DRAGONLANCE’ DE MARGARET WEIS Y TRACY HICKMAN SIGUEN SIENDO UN REFERENTE DE LITERATURA FANTÁSTICA

Las crónicas

No voy a decir que ‘Las crónicas de la Dragonlance‘, la trilogía original ambientada en el famoso mundo persistente creado por Maragarete Weis y Tracy Hickman, estén entre las mejores novelas de fantasía de todos los tiempos, pero su importancia es innegable y su influencia en cientos y miles de libros posteriores resulta indiscutible. Para quien no las haya leído, habría que advertir quizás que estamos ante lo que se podría llamar como ‘novelas de franquicia’. Publicadas hace un cuarto de siglo, los tres primeros libros (a los que les siguieron decenas más, firmados por distintos autores) se lanzaron dentro del sello de los juegos de rol ‘Dungeons and Dragons‘ que incluyen otras ambientaciones como ‘Reinos olvidados’, ‘Dark Sun’ o ‘Eberron’. Entonces reunían todos los requisitos para insuflar la imaginación de aquellos primeros jugadores de rol. De hecho, la propia saga original surgió de una partida, que más tarde fue novelizada, y que incluye como no podía ser de otra manera a un grupo de aventureros entre los que contamos un explorador semielfo, un mago oscuro, un caballero del bien, una pequeña especie de mediano (kender) con habilidades para el hurto, un gran guerrero, un enano de hacha afilada…

Contraportada de las novelas en edición de bolsillo.

Contraportada de las novelas en edición de bolsillo.

Quizás sea por todos estos ingredientes por los que ahora, a punto de soplar 30 velas, he regresado a Dragonlance. Quizás es simplemente que necesitaba recuperar aquellas emociones que me causaron las novelas por primera vez (aunque las leí ya tarde, en mi primer año de universidad), y los tiempos en que las tardes de sábado significaban puñados de dados, hojas de papel y lapiceros afilados.

En todos estos años la fantasía épica ha dado muchas vueltas y se ha hecho mucho, mucho más adulta. Escritores como George R.R. Martin, Joe Abercrombie, Steve Erikson y Patrick Rothfuss -principalmente-, han dado una vuelta de timón al género y le han ayudado a evolucionar más allá de elfos, magos y dragones. Reconozcámoslo, las novelas de Dragonlance están escritas con poca calidad literaria, sin aportar ninguna innovación importante y con una buena cantidad de tópicos… pero las suyas también se encuentran entre las páginas más entretenidas que se han escrito sobre la materia. En los párrafos que Tolkien dedica a contarnos los preparativos de un cumpleaños, Weis y Hickman arrasan con todos los dioses del mundo, reúnen tras años de separación a seis aventureros en una taberna y les ponen a repartir puñetazos y a matar hordas de goblins.

El grupo original marcó un antes y un después en la fantasía de los 80.

El grupo original marcó un antes y un después en la fantasía de los 80.

Leer la Dragonlance sigue siendo motivo de broma. No hay más que escuchar la simpática revisión que el grupo ‘macarra-metalero’ Reserva2 (enlace aquí) hizo del ‘clásico’ de Manowar para darse cuenta. Sin embargo, en un momento en el que la fantasía está reinventándose, quizás también sea interesante saber de dónde venimos, y no solo me refiero al Gilgamesh, Homero o lord Dunsany, sino también a las novelas que consumían en su adolescencia los autores que ahora están arrasando.

Quizás para los nuevos lectores no tenga el encanto que tiene para quienes crecieron con estos libros, pero sospecho que alternar algunas de sus novelas (sobre todo las dos trilogías originales, ‘Las crónicas0 y las ‘Leyendas de la Dragonlance‘) en medio de otras lecturas más ‘densas’, puede ser un buen remedio para mantenerse enganchado al género, o simplemente como fórmula de evasión (uno de los principales objetivos de la literatura de género, no lo olvidemos). Es muy fácil criticar esta saga, pero también resulta sencillo caer enredado en su lectura y disfrutar, simplemente disfrutar, dejándose llevar por las espadas melladas, los escudos abollados y los libros de hechizos…

Una tarde de sol en el parque con 477 páginas de emociones.

Una tarde de sol en el parque con 477 páginas de emociones.

Una de las cosas más interesantes de los primeros libros de la Dragonlance son los personajes. Se tratan de arquetipos (apenas sí tienen elementos realmente originales), pero cuando se unen forman una suerte de comunidad equilibrada y de lo más interesante. Quizás la voz cantante la lleve Tanis, el explorador semielfo que parece no encajar en ninguna raza, y que actúa como líder del equipo, aunque es evidente que uno de los héroes más fascinantes es, Raistlin el terrible mago que ha pagado un alto precio por su poder y al que vamos descubriendo lentamente, a medida que avanzan los libros.

Decía que la Dragonlance ha supuesto un antes y un después en la fantasía, y no hablaba solo de los libros. En muchos sentidos, también las historias que mueven a una buena cantidad de videojuegos de corte épico tienen claros paralelismos con el universo que nos presentan Hickman y Weis. Quizás ellos estuvieron entre los primeros que abordaron la fantasía desde la ‘nostalgia’, presentándonos un mundo agotado con grandes héroes que en el fondo no son más que la sombra de otros guerreros mayores. Incluso el título de la primera novela (‘El retorno de los dragones‘)… bueno, salvando todas las distancias del mundo, recuerda a los libros de cierto barbudo bonachón, ¿no?

En fin, que no sé por qué sentía la necesidad de justificar lo bien que me lo estoy pasando releyendo ahora estos libros y tomándome un descanso entre otras lecturas. Quizás sea porque como dicen los policías de  las películas: “me estoy haciendo demasiado viejo para estas cosas”. Aunque quien sabe, también es posible que sea ahora, precisamente, cuando más preparado esté para disfrutarlas.

Las crónicas de la Dragonlance‘, a las que después siguieron montones de colecciones, se componen de las siguientes tres novelas publicadas en diversas ediciones:

EL RETORNO DE LOS DRAGONES

Regreso dragonesSon amigos de toda la vida que siguieron caminos distintos. Ahora vuelven a reunirse, aunque cada uno oculta a los demás algún secreto particular. Hablan de un mundo sobre el que se cierne la sombra de la guerra, cuentan historias de extraños monstruos, de criaturas míticas forjadas en la leyenda, pero no dicen nada de sus secretos. Al menos, no por el momento. No los revelarán hasta ques se encuentren con una misteriosa y enigmática mujer, que porta una vara mágica. Ella hará que el grupo de amigos se vea inmerso en las sombras, y que sus vidas cambien para siempre, al tiempo que forjan el destino del mundo. Nadie esperaba que fueran unos héroes.

Y ellos, menos que nadie.

LA TUMBA DE HUMA

Tumba HumaAhora todo el mundo sabe que los esbirros draconianos de Takhisis, la Reina de la Oscuridad, han vuelto. Todas las naciones se disponen a defender sus hogares, sus vidas y su libertad. Pero las razas llevan largo tiempo divididas por el odio y los prejuicios. Los guerreros elfos luchan contra los caballeros humanos. La guerra parece perdida antes de comenzar. Los compañeros se ven separados por el conflicto, viviendo distintas aventuras. Pasará una estación completa antes de que vuelvan a reunirse, si es que lo consiguen. Bajo el pálido sol invernal, un caballero caído en desgracia, una doncella elfa mimada y un kender algo chiflado ven cómo se acercan las tinieblas.

Nadie diría que son unos héroes.

Y ellos, menos que nadie.

LA REINA DE LA OSCURIDAD

La reina de la oscuridadLa guerra contra los dragones siervos de la Reina de la Oscuridad sigue su curso. Armados con los misteriosos y mágicos Orbes de los Dragones y con la resplandeciente Dragonlance, los compañeros se convierten en la esperanza del mundo. Pero ahora, cuando amanece un nuevo día, los oscuros secretos que han ensombrecido los corazones de este grupo de amigos salen a la luz. La traición, el engaño, la debilidad estarán a punto de destruir todo lo que ya han conseguido.

Les queda por librar la más grande de las batallas: cada uno consigo mismo.

Y al final, serán héroes.

FOTORRESEÑA DE LAS NOVELAS EN BOLSILLO:

11 comentarios el “Un poco de nostalgia… o por qué leer ‘Dragonlance’ con 30 años

  1. Tinuwel
    22/04/2013

    Ahí la tengo en mi estantería, en tapa dura con sobrecubierta (la edición en negro… ya muy perjudicada, claro). Y sí que recuerdo leerla y disfrutarla muchísimo 😀 Leí alguna más pero ya fueron prestadas y los argumentos se me diluyen… jajajaja

  2. Dimitri
    22/04/2013

    Pues fue mi primera incursión en el mundo de la fantasía épica y, gracias a ella, sigue siendo mi género favorito. En su momento me pareció brutal, pero no he vuelto a leerla, aunque me la siga mirando con cariño… quizá después de tu artículo me anime a releerlas!
    También tengo un blog literario y musical, con referencias a la fantasía épica: http://booksymusic.blogspot.com.es/search/label/Fantas%C3%ADa%20%C3%89pica
    Pásate si te apetece.
    Saludos.

  3. Mariuca
    22/04/2013

    Me he leído varias veces (no se decirte cuantas) tanto las crónicas como las leyendas de la Dragonlance y creo que nunca me voy a cansar de ellas. Puede que no sean como tu dices de lo mejor en género fantástico pero si son de los que quedan y se releen. Tengo los tomos en dos idiomas, se las recomiendo a quien quiere leer fantasía épica y recuerdo perfectamente algunas de sus escenas. Hay pocos libros que se hayan repetido tanto en mis recuerdos y en mis lecturas.
    Los leíi por primera vez hace ya veinte años y allí siguen en un sitio especial en mi estantería.
    Un saludo.

  4. Couto
    22/04/2013

    Qué recuerdos. Yo me leí las Crónicas con 11 años, y las disfruté mucho, como sólo se puede disfrutar la emoción del descubrimiento. Fueron libros que abrieron las puertas a muchas otras lecturas posteriores, y aunque a día de hoy no me tienta la idea de retomar su lectura, les guardo cariño. La buena literatura a menudo es aquella que nos incita a seguir leyendo.

  5. antonio
    10/06/2014

    Ya de mayor me puede parecer mala literatura, pero cuando era chaval disfrute leyendo estos libros, y si no fuera por ellos ahora no me estaría leyendo CHF. Cada edad tiene sus lecturas, el gusto por la fantasía se hace de joven y nunca deberían faltar libros de espada y brujería. La fantasía para adultos no tendría mercado sin gente que añorase los buenos momentos pasados con libros llenos de aventura y fáciles de leer, ahora tienes que crear una base de datos para acordarte de que va la historia.
    Os aseguro que CHF no me esta gustando lo que me gusto la dragonlance y no lo recordare con el mismo cariño.

  6. Laura
    05/01/2016

    Son geniales. A.mi.me parecieron una maravilla :).

  7. luis
    20/04/2016

    Yo no me leí de joven ningún libro de fantasía pero os diré que ahora a mis 65 años me e leído las crónicas de la dragolanc y os aseguro que no me lo e pasado tan bien con ningún otro libro lo que me fastidia es no haber tenido en mis manos antes esta maravillosa trilogía no me des haré nunca de este libro ….. dos las gracias a mi querida hermana por regalárselo. …

  8. luis
    20/04/2016

    Yo no me leí de joven ningún libro de fantasía pero os diré que ahora a mis 65 años me e leído las crónicas de la dragolanc y os aseguro que no me lo e pasado tan bien con ningún otro libro lo que me fastidia es no haber tenido en mis manos antes esta maravillosa trilogía no me desharé nunca de este libro ….. dos las gracias a mi querida hermana por regalármelo

  9. Max
    13/07/2016

    He leído unos cuántos libros de Dragonlance y siguen siendo un remanso y una posibilidad acompañar a los personajes a librar batallas justas, a enamorarse o a ir en busca de aventuras. En Argentina se me complica conseguirlos. Saludos.

  10. yoshiki99heart
    08/12/2016

    Excelente articulo, me has hecho recordar mi adolescencia! Esta trilogia (y la que le siguio), pero especialmente esta, guardan un lugar muy especial en mi corazon.

    Increible por cierto la historia del señor de 65 años que descubrio que le encantaba Dragonlance jajjaja

    Asi que nada, felicitaciones

  11. Jose Miguel
    18/02/2017

    Buenas tardes, aunque ya hace 4 años que escribiste tus reflexiones, me a sacado una sonrisa, yo estoy volviendo a empezar no solo a releer esta saga de libros, sino que como a lo largo de los años se han ido “perdiendo” algunos ejemplares y seguro que despues de que terminé de leerlos salio algun titulo más, me los estoy volviendo a comprar, y mi intencion es tener la colección completa de estos libros que aunque efectivamente no son un prodigio de escritura, si son, a mi parecer, un derroche de imaginación. Tengo 47 tacos y tengo que decir que me han vuelto a enganchar como cuando tenia 20,tambien por cambiar un poco de lecturas, que últimamente no encuentro lecturas que me hagan desear llegar a casa para continuar leyendo como me pasaba antes. Un saludo y que no os corteis de daros el gusto de leer lo que os gusta porque a alguien le parezca que ya sois “mayorcitos”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 21/04/2013 por en Opinión y etiquetada con , , , , , .

Leyendo actualmente

Publicaciones por fecha

abril 2013
L M X J V S D
« Mar   May »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: