El rincón de Koreander

“Ante él tenía una habitación larga y estrecha, que se perdía al fondo en penumbra. En las paredes había estantes que llegaban hasta el techo, abarrotados de libros de todo tipo y tamaño”. La historia interminable, Michael Ende – BLOG DE LITERATURA FANTÁSTICA –

‘Las luminosas’ funde géneros y trasciende etiquetas

NOS PONEMOS EN PIE Y APLAUDIMOS PARA RESEÑAR LA PRÓXIMA NOVEDAD DE LA COLECCIÓN DE LITERATURA FANTÁSTICA QUE RBA LANZARÁ EN SEPTIEMBRE

Shining Girls logo

Hay libros de género, libros que trascienden el género, y libros que hacen mucho por un género concreto. Sospecho que éste último sea el caso de ‘Las luminosas’, la última obra de Lauren Beukes que RBA lanzará el 12 de septiembre en España. La novela, que ya ha iniciado el camino para convertirse en serie de televisión (gracias a MRC y a la productora de Leonardo Di Caprio ‘Appian Way’), llega como un soplo de aire fresco sobre la literatura fantástica, y lo hace para recordarle a los lectores todo lo que aún se puede hacer con los ingredientes de siempre, si les damos una vuelta y nos arriesgamos a ir más allá.

Las luminosasEs difícil clasificar la novela. Ni fantasía, ni ciencia ficción, ni terror. ‘Las luminosas’ es las tres cosas a un mismo tiempo, y también algunas más. A primera vista puede parecer una novela de género negro. Tenemos a un asesino en serie obsesionado con unas víctimas concretas. Está obsesionado con ellas, y ellas se obsesionan con él. En seguida el elemento de ciencia ficción nos estalla en la cara: este asesino –Harper– acosa a sus víctimas a través del tiempo, ya que puede viajar entre distintas épocas. Los viajes en el tiempo no son un ingrediente más, son parte esencial de la trama y funcionan con soltura, sin chirriar en ningún momento ni caer en terribles paradojas. Sin embargo, aquí la ciencia ficción se vuelve más fantasía (fantasía urbana, si se prefiere), ya que el personaje tiene acceso a las distintas épocas gracias a una extraña casa, una vivienda con la que el villano parecer compartir su obsesión, e incluso su alma.

¿Y terror? A paletadas. Terror del bueno, además. Del que se recrea con los pasos en el callejón, del que se ensaña con el picaporte girando y nos hace contener la respiración. Terror del que nos hace sospechar, y nos obliga a levantar la mirada por encima del libro para fijarnos en ese tipo sospechoso al fondo del autobús, o en una esquina de la cafetería. Un terror que se palpa a través de la tinta, con gritos que sigue resonando mucho tiempo después de pasar la página. Beukes es macabra en su delicadeza, y tierna en su crueldad. Juega con nuestro punto de vista para ubicarnos dentro del asesino enfermizo que acecha a una joven inocente, y luego nos arranca de su cuerpo para meternos en la piel de la víctima. Esto no sería tan cruel si los personajes no estuvieran tan humanizados, si en pocas páginas no dibujara un perfil tan claro y tan realista de los muertos que nos hace sentir aún más lástima por ellos. Pero Beukes lo hace, y uno piensa que disfruta con ello. ¿Y nosotros? También queremos más, así que seguimos leyendo. Nos convertimos en cómplices.

ShiningGirlsTerror y fantasía. Víctimas y verdugo. Viajes en el tiempo y un asesino en serie. ‘Las luminosas’ sorprende cuando se lee, pero no tanto por su argumento como por el enfoque que la autora hace de él. La historia es ingeniosa, pero poco más. Un asesino en serie acecha a sus objetivos cuando son unas niñas. Les promete que volverá a por ellas, aunque a lo mejor ya lo ha hecho. La policía está perpleja porque no puede relacionar crímenes que se distancian en décadas, y con un modus operandi que de pronto parece el de un asesino experto, para luego convertirse en el de aficionado novato. Entre tanto las víctimas desconocen que lo son, aunque su destino ya está fijado, y Harper dibuja con ellas un mapa de objetos ‘extraños’, sacados de otra época, que coloca en los escenarios de sus crímenes para resaltar más su conexión con ellas.

Un buen argumento, pero no la clave del libro. Decía que Beukes innova, y lo hace con su ágil narración en presente, y sobre todo con su estupenda forma de ordenar los capítulos. Son pasajes breves, de pocas páginas, que alternan puntos de vista y momentos del tiempo. Pero no pasa nada. El título nos da una pista de quién somos y de en qué época nos encontramos. Ahora somos el asesino en 1932, y ahora la víctima de un homicidio que ya ha ocurrido en 1954. Nunca nos encontramos perdidos, y esto es lo más increíble del talento de Beukes: ¡cómo dosifica la información!, ¡cómo nos enseña el final en medio del libro, y aún así nos deja con más dudas que antes! No hace trampas. No miente, ni oculta datos importantes deliberadamente. Simplemente enseña primero las cicatrices para luego explicarte el crimen y recordarte lo que ya habías olvidado: que la víctima escapa, por ahora. De antemano el lector lo sabe todo, o al menos casi tanto como la autora, pero en cuanto empieza a leer, cuando se sumerge en el presente cambiante y el futuro del relato se confunde con el pasado, entonces todo cambia y descubrir el final se convierte en una obsesión.

Beukes urde su trama de asesinatos a través del tiempo.

Beukes urde su trama de asesinatos a través del tiempo.

Promete, ¿no? Pues eso no es lo que más me ha gustado del libro. Y es que buena parte de la historia discurre en el ¿presente?, llamémoslo así. Una época entre 1992 y 1993 en la que Kirby, una de las víctimas, una de “las chicas resplandecientes” (o luminosas) que ha conseguido sobrevivir milagrosamente, vive obsesionado con el asesino e intenta darle caza. Se trata de una joven que entra a trabajar como becaria para el periódico el Chicago Sun Times, donde ansía a compartir los conocimientos de Dan: el periodista que cubrió su asesinato, pero que ahora trabaja como redactor deportivo. No diré más de la relación entre ambos personajes, salvo que para mí deja en bragas a la que Stieg Larsson creó entre Lisbeth Salander y Mikael Blomkvist para su trilogía Millenium. Ésta es diez veces más creíble, cien veces más interesante y mil veces más divertida –os prometo que os reiréis varias veces con los diálogos entre los curtidos periodistas del Chicago Sun y Kirby la becaria–. La única pega en este sentido es que el personaje de Dan no exprime todo su potencial, y en demasiadas ocasiones es más un lastre que un impulso para la narración. De hecho, algunos de los pasajes centrados en su punto de vista en los que cubre partidos de baseball podrían haberse suprimido perfectamente sin afectar a la trama, y en cambio haber introducido más investigación de los crímenes por parte de Kirby, que es el aspecto para mí más flojo del libro.

Ths ShiningHay otro ingrediente que sube la nota de ‘Las luminosas’, y que seguramente la serie de televisión sabrá explotar muy bien. Me refiero a los propios viajes temporales, y sobre todo, a lo bien que Beukes dibuja las distintas épocas del tiempo. Harper, el asesino, es la única constante entre los capítulos que discurren a saltos entre la década de los treinta, los años 50, mediados de los 70 y de los 80, o principios de los 90. Escenarios, ambientación e incluso las formas de hablar de los secundarios se adaptan perfectamente al momento que retrata la historia, y eso consigue dotar al libro de una calidad y profundidad que le hacen ‘brillar’ de forma especial. El retrato psicológico de Harper, y su forma de aprovecharse de los poderes de la extraña casa, destacan con luz propia en la novela.

Eso sí, todo esto contrasta con un lamentable ‘pero’, que me dejo para el final, pero que tiene su importancia. Y es que Beukes no consigue atinar con la trama policiaca que plantea: tiene al asesino, perfectamente construido; tiene a la mujer que lo persigue, motivada y con talento para afrontar la caza… pero no consigue unir los puntos. Vale que el modus operandi del antagonista en este caso es tan especial que un detective normal no podría atar los cabos, pero lo malo es que justo cuando las cosas empiezan a cobrar sentido para Kirby, cuando una teoría se comienza a dibujarse en su mente, la autora cae en el recurso fácil y acelera la trama a base de casualidades y situaciones forzadas.

Portada original luminosasUna mejor trama policiaca, o un desarrollo más completo de la investigación emprendida por Kirby habría rematado una obra que ya es espectacular en todo lo demás. El final convence (aunque uno no sabe qué esperar cuando llega a las últimas páginas y siempre se puede pedir más) y la sensación que deja el conjunto en el lector es de satisfacción plena.

Para rematar más la experiencia, y preparar el terreno ante la inminente salida del libro, Lauren Beukes visitará nuestro país este mismo verano. Lo hará en el marco del festival Celsius 232 de Avilés, así que pronto podremos daros más información de este libro que debería formar parte de todas las listas.

Un último detalle anecdótico de la versión en castellano. Ninguna pega que ponerle a la traducción de Pilar Ramírez (no he leído el libro en inglés), pero me choca que en toda la novela no aparezca ni una sola vez la palabra “luminosas” del título, y sí “las chicas resplandecientes” o incluso “chicas que brillan” que parecen casar mejor con el título original del libro: ‘The Shining Girls‘.

9 comentarios el “‘Las luminosas’ funde géneros y trasciende etiquetas

  1. Interloper
    20/07/2013

    Vaya, has despertado muchísimo mi interés con este libro… Definitivamente me lo apunto, porque tiene pinta de merecer muchísimo la pena. Muchas gracias!

  2. alexanderpgarcia
    21/07/2013

    En inglés también dice cosas como “the Shine Girls” o “The glowing girls”, depende, por lo que la traducción me parece muy acertada en ese sentido, tengo ganas de leer la versión traducida Por el resto coincidimos en casi todo, en breve cuelgo mi reseña y la subo y pasamos a comentar mejor 😀

  3. Fer
    21/07/2013

    Si ya tenía el hype arriba (Qdony y Odo dicen que es una de esas historias que pega con mis gustos lectores), lo acabas de poner a nivel “más allá del infinito.

    Fer (Blog Deprisa Deprisa)

  4. eri
    22/07/2013

    Me parece que has dicho demasiado. No sé si serán spoilers, pero al menos me parece que he leído de más.

    • yamas83
      22/07/2013

      Pues gracias por el aviso. Lo repasaré por si acaso, pero te aseguro que tanto la trama de viajes en el tiempo como la identidad del asesino (e incluso el desenlace) se sugieren casi desde el principio.
      Para tu tranquilidad te diré que es una historia que puede confundir, porque los capítulos aparecen como desordenados, y en las primeras páginas vemos cosas que ocurren hacia el final.
      Un saludo.

  5. Pilar Ramírez
    23/07/2013

    Os explico lo de que en el libro no aparezca la palabra “luminosas”: el título se eligió cuando la novela ya estaba traducida 🙂 Me alegro mucho de que haya gustado, a mí me encantó cuando lo leí. Y Beukes es una artista.

  6. Pingback: Vandalismo en los libros (parte 1): los autores pintarrajean sus novelas | El rincón de Koreander

  7. Pingback: Hoy se pone a la venta ‘Las luminosas’ | El rincón de Koreander

  8. Nieves
    28/09/2013

    Es el Dr Who versión malote y la casa es una idea de S. King. Lo mejor del libro es la crueldad y casquería y la ambientación. Lo demás todo increíble… y lo peor ,cliché. Serial killer muuuuy malooo y vengadora que estudia al FBI. Asesinos organizados y desorganizados? Jack el destripador?? De primero de CSI…Los personajes unidireccionales son de teleserie. En suma más de lo de siempre con dos ideas copiadas para renovar el thriller: el viajero del tiempo y la casa. Le quitan eso y es de Antena 3: mujer muy fuerte que persigue al perseguidor hasta el final. Lo nunca visto…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Leyendo actualmente

Publicaciones por fecha

julio 2013
L M X J V S D
« Jun   Ago »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: