El rincón de Koreander

“Ante él tenía una habitación larga y estrecha, que se perdía al fondo en penumbra. En las paredes había estantes que llegaban hasta el techo, abarrotados de libros de todo tipo y tamaño”. La historia interminable, Michael Ende – BLOG DE LITERATURA FANTÁSTICA –

‘El libro de los pequeños milagros’… y de las grandes historias

JUAN JACINTO MUÓZ RENGEL DESPLIEGA TODO SU IMAGINARIO EN LOS CIEN CUENTOS QUE DAN FORMA A SU ANTOLOGÍA DE “SUCESOS MICROSCÓPICOS”

Esta semana me ha llegado una pequeña joya por correo, ‘El libro de los pequeños milagros‘ (aunque su título completo es mucho más largo) de Juan Jacinto Muñoz Rengel. Se trata de una breve antología de microcuentos dividida en tres partes –Urbi, Orbe y Extramundi– en los que caben desde pequeñas piezas de realismo mágico a una gran cantidad de fantasía urbana, montones de ciencia ficción, abundante terror, y hasta un toque de humor, tamizado con pequeñas pinceladas de hiperrealismo.

En total son 101 historias (si contamos el título completo, como una obra más) en las que se nota el mimo estilístico que Juan Jacinto Muñoz Rengel pone a todos sus trabajos. Son narraciones bastante alocadas, con un gramo de realismo por cada dos cucharadas de fantasía, en las que hay mucho de imaginación desbocada que recuerda a Dalí, por poner una imagen plástica. ¿En qué sentido? En el de que todos los elementos de las historias están aquí, en el mundo real, pero la lupa que el autor pone sobre ellos los funde como los famosos relojes. Las cosas de siempre se vuelven mucho más… espectaculares, como si las abordáramos tras consumir algún tipo de sustancia alucinógena.

El libro acaba de ser publicado en la Editorial Páginas de Espuma, tiene 136 páginas y cuesta unos 14 euros (ISBN: 978-84-8393-146-2). Tenéis una pequeña muestra del libro, con tres historias, en este AVANCE EDITORIAL.

cubierta_DELVALLEHay sucesos microscópicos que, sin que nadie llegue a saberlo, pueden transformar el universo por completo. Y hay renombrados acontecimientos históricos tan fortuitos que habrían sido otros apenas hubiera cambiado la dirección del viento. El libro de los pequeños milagros es un muestrario de estos hechos grandiosos y minúsculos. Es un pormenorizado catálogo de prodigios. Es un recorrido desde el fondo de nuestros cajones, desde debajo de nuestras camas, desde el falso techo de nuestro dormitorio hasta las galaxias más remotas. Es un bestiario, compruébenlo, miren el índice de las últimas páginas: es un bestiario. O, lo que es lo mismo, es un manual de teología. O, para ser aún más exactos, es un tratado de micro-ciencia-ficción. O quizá no sea nada de esto en absoluto. Desde luego, eso seguro, no es el libro que usted espera. Pero sí el libro con el que estaba soñando.

Lo más interesante de este libro es que no se trata de una recopilación de meros microrrelatos. No es un mero cajón de sastre en el que depositar chistes pretenciosos o frases pseudoingeniosas, como la mayor parte de lo que se escribe al trabajar en estas distancias. Lo que ofrece Muñoz Rengel realmente son gérmenes de historias, semillas de grandes relatos. Estos pequeños cuentos van más allá de presentar una idea o resumir un argumento. Es como si nos golpearan de frente con una idea alocada, o incluso completamente descabellada, pero que de alguna manera el autor consigue encajar y convertir en narrativa.

El libro funciona también como un verdadero disparadero de ideas. Los aficionados a la escritura harán bien en tener un cuaderno cerca mientras saltan por esta antología, porque es muy posible que la ráfaga de argumentos que se nos presenta en este volumen provoque cortocircuitos mentales en el lector, y dispare su libre asociación de ideas. Hay algo mágico en disfrutar de esta manera el libro. Es una experiencia similar a la que ofrecían aquellos antiguos libros de ‘El ojo mágico‘, en los que si te quedabas mirando durante un buen rato una pintura abstracta, por pura saturación, el cerebro acababa revelando imágenes ocultas. Con las historias de Muñoz Rengel ocurre algo similar. La abrumación de texturas, la salva de conceptos y metáforas que despliega, tienen la capacidad de conectar nuestras neuronas.

BOOKTRAILER

Decía antes que en estos mini cuentos hay gérmenes de historias, y hasta puede que haya pequeños miembros de ellas, desperdigados de manera obscena como en la mesa de un forense literario. Yo he detectado un par de esos pasajes, aunque puede haber más. Se trata de los microrrelato ‘Compañía doméstica‘ y ‘En mitad de la noche‘, que funcionan perfectamente como minicuentos, pero que también ayudan a crear el cosmos en el que se desarrolla la historia de toques bizarros ‘Pink‘.

***************

PinkPINK

Colección Flash de Random House Mondadory

Un gas tóxico de color rosa irrumpe en las vidas de un variado grupo de personajes, aparentemente desconectados los unos de los otros. Todos ellos empiezan a actuar de forma extraña y violenta. Pero ¿es realmente el gas el causante de sus conductas desviadas?

Está disponible en Amazon por 1’42 euros y ronda las 50 páginas (pesa 223 Kb).

Por extensión es un más un relato largo que una novela corta, aunque por la complejidad de la estructura podría encajar mejor como lo segundo. Lo fácil sería calificar esta historia de terror, por el contenido, aunque la descripción de los elementos fantásticos que emplea Muñoz Rengel recuerdan una vez más al realismo mágico, en el sentido de que los personajes no se escandalizan por los hechos extraños que tienen lugar, sino que los asimilan en su cotidianidad. Así, aunque comparte semejanzas con la novela corta de Stephen King ‘La niebla‘, el enfoque que ofrece Rengel es completamente distinto, y sus personajes son la antítesis: un viejo pervertido, una obesa mórbida, una pareja de extrañas aficiones culinarias y un hombre que convive con presencias invisibles son los principales ingredientes de una historia extraordinaria en algunos momentos, y totalmente desbordada en otros.

***************

Volviendo a ‘El libro de los pequeños milagros‘, dice el autor que el  del microrrelato es un género que le fascina, “porque siempre me ha permitido hacer todo lo que he querido hacer“, y se nota. La libertad y la capacidad para quitarle las bridas a la imaginación que maneja Juan Jacinto Muñoz Rengel en este volumen es admirable. “He podido volcar todo mi imaginario“, nos advierte. Y así es.

La colección nos depara algunos inicios geniales que no tendrían razón de ser una historia más larga, pero que funcionan a la perfección en las distancias cortas. Valgan de muestra algunos ejemplos, como la frase que abre el primer relato de la antología (y quizás mi historia favorita en todo el volumen):

“Hacía días que los spoilers sobrevolaban la ciudad”.

Redondo. Poderoso. Inolvidable. O ese otro cuento que arranca:

“Tras el quinto incendio del verano, los insectos pusieron rumbo al origen del fuego”.

Y el escalofrío que recorre al lector cuando lee las dos frases que conforman la brevísima historia titulada:

“Palabras registradas en 1986 por la grabadora de la última persona viva en la ciudad fantasma de Prípiat, en la oscuridad de la madrugada, momentos antes de su muerte”.

Habría muchos más para destacar, como la serie de ‘cuentitos’ titulada ‘Backward‘, con una premisa semejante a la de ‘El curioso caso de Benjamin Button‘, aunque llevada un paso más allá.

Quizás la mejor forma de disfrutar este libro sea a sorbos. Es más fácil decirlo que hacerlo, si tenéis una personalidad compulsiva y o sois de naturaleza ansiosa, como yo. Es fácil decir eso de “uno más y lo dejo”, pero las historias son tan breves, y las ideas tan poderosas que los microcuentos acaban cayendo uno detrás de otro como el fumador que enciende un pitillo con las ascuas del anterior. No pasa nada. Ni el libro se consume, ni provoca cáncer, aunque a largo plazo puede que sí instale un pequeño virus deformante de la realidad en nuestro organismo, ¿quién sabe?

Lo cierto es que no pasa nada si el libro se devora en poco tiempo, porque se ofrece a la relectura. Algunas son historias de final ingenioso, de esas que cuando sabes cómo terminan pierden su fuerza, sí, pero la mayoría son potentes y literarias como un poema, que ganan en tamaño cuanto más se recitan. También hay cuentos lo bastante abstractos y abiertos como para que la interpretación que hagamos de ellos cambie cada vez.

Son historias que se degustan mejor con calma, si puede ser entre sorbos de café. Seguramente sea recomendable dejar tiempo entre una lectura y otra, y hasta reposar entre cuentos para evitar empachos. A no ser, claro, que seáis tan glotones como yo.

BREVE FOTORRESEÑA:

Mi agradecimiento al autor, y a la editorial, por enviarme este ejemplar.

Un comentario el “‘El libro de los pequeños milagros’… y de las grandes historias

  1. writer2906
    14/09/2013

    Sin duda un libro de lectura obligada. Excelente reseña. ¡Gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Leyendo actualmente

Publicaciones por fecha

septiembre 2013
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: