El rincón de Koreander

“Ante él tenía una habitación larga y estrecha, que se perdía al fondo en penumbra. En las paredes había estantes que llegaban hasta el techo, abarrotados de libros de todo tipo y tamaño”. La historia interminable, Michael Ende – BLOG DE LITERATURA FANTÁSTICA –

Jesús Cañadas devuelve la vida a Lovecraft en ‘Los nombres muertos’

LA SEGUNDA NOVELA DEL ESCRITOR GADITANO REBOSA TALENTO, ACIERTOS, Y UN EXCESO DE AMBICIÓN QUE TERMINA PASÁNDOLE FACTURA A LA TRAMA

NombresMuertosMarcaH. P. Lovecraft ha recibido una propuesta imposible: buscar el Necronomicón. Un libro maligno que no existe, y eso Lovecraft lo sabe por una sola razón: porque es su más célebre invención literaria.
En 1919, el escritor americano Howard Phillips Lovecraft escribió el relato “El Sabueso”. En sus páginas se mencionaba por primera vez el Necronomicón, un tomo de magia negra rodeado de una siniestra leyenda.
Doce años después, la misteriosa viuda de un multimillonario neoyorquino convence a H. P. Lovecraft de que lidere una expedición para encontrar el supuesto libro maldito.
Acompañado de los escritores Frank Belknap Long (Los perros de Tíndalos) y Robert Erwin Howard (Conan), Lovecraft se embarcará en una búsqueda desde su Providence natal hasta el Londres de la moribunda sociedad Golden Dawn o el Berlín de entreguerras, pasando por mortíferos acantilados portugueses o ruinas enterradas bajo la ciudad de Damasco.
En la telaraña de secretos que rodea el Necronomicón, Lovecraft y sus compañeros se enfrentarán a peligros mortales, sociedades secretas y cultos olvidados dispuestos a matar por averiguar la verdad sobre el libro. Su expedición se convertirá en una trepidante aventura en la que se cruzarán con personajes como Aleister Crowley, Arthur Machen o un joven J.R.R. Tolkien.

  • El libro trae 570 páginas y está disponible en rústica por 18,90 euros (ISBN: 9788415831051), además de en versión electrónica por 5,69 euros. También hay disponible un AVANCE con las primeras páginas.

Tengo la sensación de que Jesús Cañadas (Cádiz, 1980) tenía la cabeza llena de ideas y el corazón desbocado cuando escribió ‘Los nombres muertos’. El joven autor hace un despliegue de talento incontrolado en su segunda novela –la primera fue la elogiada aunque poco conocida ‘El baile de los secretos’ (AJEC)–, y es precisamente en esa dicotomía donde se mueve todo el libro: talento y descontrol.

Es muy fácil engancharse al libro de Cañadas, pero por desgracia también es demasiado sencillo perderse entre sus páginas (algunos momentos me han resultado un poco confusos) y hasta salir catapultado de ellas por la exageración de algunos pasajes. Que nadie se asuste, ‘Los nombres muertos’ no es un libro difícil, pero sí complejo. Es una novela tan sorprendente como rebuscada, y tan impredecible como retorcida. Al libro le sobran aciertos: personajes impecables, diálogos perfectos, descripciones literariamente impagables, calidad estilística, profundidad psicológica, sorprendentes giros argumentales, logradísima ambientación… Pero también le falla algo, y en mi opinión es el exceso. El exceso de casi todo: de cameos históricos, de situaciones improbables, de la necesidad de sorprender al lector… y eso cuando ya por sí sola, la forma en que está escrita la novela es toda una sorpresa. En definitiva, para mí le ha fallado el exceso de ambición.

Que sí, que sí, que cuanto más ambicioso sea un libro mejor. Os pongo un ejemplo. Cañadas tiene un don sorprendente para dotar de realismo e intensidad a sus personajes. No es solo que se les coja cariño, es que se les termina queriendo tanto por sus aciertos como por sus imperfecciones. Cada nombre propio tiene una voz y una forma de actuar únicas, y sin embargo, a pesar de que esto es innegablemente positivo, Cañadas abusa de este don. El libro adolece de una exagerada cantidad de personajes. Se mire por donde se mire, hay demasiados secundarios que solo retrasan la acción por la necesidad que tiene el autor gaditano de contextualizarlos, de hacer creíble su presencia (algo que no siempre consigue), y de intentar justificar su aparición con un pequeño papel en la trama. En mi opinión, todo esto rebaja la intensidad de la novela, igual que si a un perfume le añades demasiados aromas distintos termina por resultar cargante.

Otro aspecto en el que también ocurre esto es en el de la ambientación. Providence, Londres, Berlín, Damasco y Cascais están magistralmente descritos. Cañadas ha viajado a casi todos estos lugares –creo recordar que solo le ha faltado Damasco–, y ha tenido el acierto de reflejar lo bastante todos estos rincones como para transportar al lector hasta ellos sin trufar la novela de detalles innecesarios. ¿Dónde está aquí el exceso entonces? Para mí en la innecesaria cantidad de lugares que visitan los personajes, y que en mi opinión suena demasiado a fórmula. Aunque debo reconocer que el paso por Boca do Inferno es uno de mis momentos favoritos de toda la novela, creo que casi toda la segunda mitad del libro flojea por culpa de este aspecto. A partir de Berlín el lector empieza a experimentar una cierta fatiga con el libro y empieza a necesitar respuestas, que por desgracia Cañadas retrasa demasiado. Sospecho que la cantidad de lugares y ambientaciones es algo intencionado para dotar de dinamismo al libro, pero al final a mí me ha resultado demasiado gratuito. Sobre todo cuando se cierra el círculo.

Jesús Cañadas (derecha) presenta la novela en Bilbao:

El desenlace, en mi opinión, desmonta parte de la trama. En mi caso hubiera preferido un cierre mucho más abierto, aunque sé que a la mayoría de los lectores les gustan las cosas atadas y bien atadas. El autor de ‘Los nombres muertos’ hace un esfuerzo por cerrar su trama y no dejar cabos sueltos. De nuevo la ambición. Debo decir que las últimas 50 páginas realmente se devoran cuando Cañadas empieza a colocar las piezas del puzzle con un cierre que parece sacado de la novela negra. Hay momentos muy memorables en esta parte del libro, y efectos muy logrados que reafirman la validez de Cañadas para escribir cualquier tipo de novela. Lo malo, para mí, es cuando el puzzle está completo, ya que la imagen que se despliega en él no ha terminado de convencerme.

Tampoco quiero dar una imagen equivocada de lo que ha significado para mí el libro. He disfrutado mucho de ‘Los nombres muertos’, y seguramente si Cañadas no hubiera creado un inicio tan potente para su novela, las expectativas no habrían estado tan elevadas y los supuestos defectos que yo he encontrado me hubieran pasado inadvertidos. El problema es que el escritor gaditano tiene todas las herramientas para escribir una novela redonda: tiene el talento literario, tiene el conocimiento de los personajes, tiene la documentación –más de dos años buscando datos, visitando países y consultando libros para recrear la época y los lugares descritos– y tiene la inteligencia como para hacer que todo el conjunto sea francamente atractivo. Si alguien tiene prisa y prepara un plato de pasta en 15 minutos, nadie espera que esa sea la mejor comida que ha probado en su vida. Lo que ocurre es que Cañadas despliega ante nosotros todo un festín visual; un menú rico y variado, y lo viste con los mejores manteles, la vajilla buena y la cubertería de los domingos. Y claro, es en este caso cuando los comensales no dudan en levantar la mano para criticar un simple pelo en la sopa.

Lovecraft y Sonia Green. Imagen sacada de H.P. Lovecraft, el extraño: http://lovecrafttheoutsider.blogspot.com.es

Lovecraft y Sonia Green. Imagen sacada de H.P. Lovecraft, el extraño: http://lovecrafttheoutsider.blogspot.com.es

Llegados a este punto solo puedo que recomendar el libro. En serio, léanlo. Sobre todo léanlo si les gusta Lovecraft, porque Lovecraft ya nunca será igual después de leerlo. Léanlo por Sonia Green, la esposa del genio de Providence que, como otros lectores ya han destacado antes de mí, es sin duda uno de los mejores personajes que ha dado la literatura fantástica en nuestro país. Quiero hacer un inciso en este punto,  y es que tras mucho darle vueltas he llegado a la conclusión de porque Sonia Green es tan buen personaje. Es natural, es creíble, es profunda y es… no sé, toda una mujer. Es el principal pilar sobre el que se aguanta el libro, tanto por sus acciones, como por las acciones que provoca en los demás. Es el motor del cambio para Lovecraft, es una dama isabelina, es una heroína de videojuego, es una arqueóloga, una bibliófila, una investigadora lovecraftiana, una poderosa deidad antesctral… la voz de la razón y de la sinrazón. Mi teoría es que al ser un personaje mucho más desconocido, Cañadas ha tenido mayor libertado para desarrollarlo.

De nuevo el talento. La habilidad innata del autor gaditano para crear grandes personajes. Al no intentar idealizarlo, ya que Green no arrastra una legión de fans como lo hacen Lovecraft o Robert E. Howard (sí, el autor de Conan y solo uno de los muchos, pero muchos escritores que juegan un papel importante en la novela), el personaje se vuelve más imperfecto, y por eso también más literariamente impecable. Un personaje del que enamorarse y al que echar de menos cuando se cierra el libro.  Cañadas, canalla, lo has conseguido. Y solo por eso tus lectores queremos más. Como ávidas criaturas lovecraftianas. Como masas amorfas cubiertas de ojos hambrientos.

Un comentario el “Jesús Cañadas devuelve la vida a Lovecraft en ‘Los nombres muertos’

  1. Nacho
    15/01/2014

    A mi me ha resultado francamente decepcionante, con muchos cabos sueltos (¿Qué puñetas había tras la cortina del mueble de la habitación de Lovecraft?) amén de confuso y bastante ambiciosa, quizás incluso pretenciosa.
    Por lo demás está razonablemente bien escrita y tiene buenos momentos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Leyendo actualmente

Publicaciones por fecha

diciembre 2013
L M X J V S D
« Nov   Ene »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: