El rincón de Koreander

“Ante él tenía una habitación larga y estrecha, que se perdía al fondo en penumbra. En las paredes había estantes que llegaban hasta el techo, abarrotados de libros de todo tipo y tamaño”. La historia interminable, Michael Ende – BLOG DE LITERATURA FANTÁSTICA –

‘Redshirts’: Morituri te salutant

SCALZI CONSIGUE UNA NOVELA ENTRETENIDA, MENOS GRACIOSA DE LO ESPERADO, PERO SÍ MÁS PROFUNDA

La duda es, ¿cómo de en serio debe tomarse el lector la novela ‘Redshirts’ de John Scalzi?

Veamos en un vídeo cómo de en serio se lo toma su autor:

De acuerdo. Ahora veamos esto otro:

John Scalzi wins the 2013 Hugo award for best novel with Redshirts. 

Scalzi ganó el premio Hugo en 2013 con esta novela, el galardón más importante que otorga la Ciencia Ficción a nivel internacional. Entonces, repito, ¿cómo de en serio debe tomarse el lector/crítico/aficionado este libro?

No tengo la respuesta. Quizás lo mejor sea tomárselo a broma. Al fin y al cabo el objetivo de la novela es hacernos reír. Scalzi, que trabajó como consultor creativo en ‘Stargate: Universe‘, ridiculiza aquí a las series televisivas de ciencia ficción, y especialmente al clásico ‘Stark Trek‘. Aprovecha a los clásicos figurantes de esta última, los conocidos como ‘redshirts’ porque se uniforme/pijama era de color rojo, que siempre morían de la forma más tonta para mayor gloria del argumento, y los convierte en protagonistas de una historia en la que se revelan contra su propio destino fatal.  Lo malo es que si uno acude a este libro esperando reírse a mandíbula batiente se va a llevar un chasco de los gordos. El libro tiene gracia, vale, y en general  tanto la trama como muchas de las situaciones son divertidas, pero poco más. Esto es en serio, me estoy riendo mucho, muchísimo más, con el último libro de Joe Abercrombie ‘Tierras Rojas‘, y eso que no es en absoluto una novela de humor.

¿Entonces ‘Redshirts‘ falla? No, para nada. Y de hecho me lo he pasado genial leyéndolo. Es uno de esos libros que nunca se te hace pesado, que en cuanto juntas unos cuantos minutos libres mientras se calienta la comida, o tomando un café, abres para leer unas páginas. Y funciona muy bien. La trama es lo bastante sencilla como para que los que leemos varios libros al mismo tiempo (no de forma simultánea, claro) podamos avanzar unos cuantos capítulos sin ninguna complicación. Y eso que pasada la mitad del libro, empieza a tener cierta complejidad. Bueno, hay viajes en el tiempo y algunas paradojas totalmente magufas pero no por ello menos divertidas.

Redshirts‘ tiene montones de virtudes y ningún defecto claro. Al contrario de lo que he oído, no se hace nada largo, de hecho son apenas 300 páginas. Los personajes son arquetipos, estereotipados a más no poder, pero es que eso es intencionado y forma parte de su gracia. Las situaciones son tópicas y las hemos visto un centenar de veces en películas y series de televisión. Pienso por ejemplo en cómo el protagonista vive una batalla interestelar en el puente de mando del Intrepid (véase Enterprise) pero la óptica de Scalzi –como una suerte de comentarios del director–, le aportan un toque muy mejorado.

“–¡Alerta Roja!–gritó el capitán Abernathy cuando la nave rebelde calendriana disparó sus torpedos al Intrepid–. -¡Maniobras evasivas! ¡Ahora!

Dahl, de pie en el puente en su puesto como encargado científico, báscula el peso de l cuerpo para compensar la inercia de la nave, que desplazó su masa para evitar los ágiles proyectiles que se dirigían hacia ella.

“Repararán en que los compensadores inerciales del Intrepid no funcionan tan bien en situaciones de crisis”, recordó oír decir a Jenkins. “La nave realiza tirabuzones y virajes vertiginosos sin que ustedes se den cuenta. Pero siempre que se produce un evento dramático sentirán como se tambalea todo”.

El principal mérito de la historia, en todo caso, es su cierre. Scalzi logra dar un final más que satisfactorio a una historia que amenazaba con írsele de las manos. No es fácil hacer este tipo de juegos de metaficción, en el que los protagonistas saben que son personajes de ficción y se rebelan contra la Narrativa, y salir airoso. Scalzi lo consigue con una segunda mitad del libro que discurre casi por completo en nuestro presente, y que aborda de forma más directa el mundo de las series de televisión.

Y luego, claro, están las CODAS. El autor cierra la novela con tres historias independientes que no son en absoluto independientes. He oído decir que estas CODAS son lo mejor, y también que le sobran al libro. Las dos cosas son ciertas a su manera. Es cierto que la novela cierra con su propio y último giro final (muy simpático en mi opinión) en la página 234. Luego hay otras 80 páginas que no tienen que ver con la historia principal, pero que sí le aportan algo muy interesante a la misma, y que de hecho ofrecen una profundidad al libro que éste no hubiera tenido sin ellas.

Los tres relatos que forman las CODAS toman como protagonistas a diferentes secundarios de la trama principal, y ahondan en los efectos que toda la historia ha tenido para ellos. En algunos momentos parecen un añadido gratuito, pero cuando se cierran completamente, al pasar la última página, nos queda la duda de si no será ésta la verdadera historia que Scalzi quería contarnos. Nos planteamos la gran duda, si esto va sobre cómo el autor influye en sus personajes, o si habla de cómo los personajes afectan a su autor.

Así pues, ¿cómo de en serio deben tomarse este libro?

Como reza aquella famosa frase: “No te tomes demasiado en serio la vida porque no saldrás vivo de ella”. Sobre todo si llevas una camisa roja.

RedshirtsUn original y divertidísimo homenaje al universo de Star Trek.
El alférez Andrew Dahl acaba de ser destinado al Intrepid, buque insignia de la Unión Universal desde 2456. Sus perspectivas no podrían ser mejores… hasta que se percata de que todas y cada una de las misiones de desembarco implican algún tipo de enfrentamiento letal con fuerzas alienígenas que siempre, siempre, acaban con la muerte de al menos uno de los tripulantes de bajo rango.
Nada puede preparar al alférez Dahl para lo que está a punto de descubrir acerca de su destino y el de sus compañeros.

Son 311 páginas publicadas en rústica con solapas por Minotauro a un precio de 18 euros (ISBN: 9788445001790).

Un comentario el “‘Redshirts’: Morituri te salutant

  1. Lord Beric
    24/02/2014

    Me ha encantado el comentario sobre Abercrombie. Sus novelas pueden ser todo lo cafres y brutales que sean, pero siempre hacen que te rías a mandíbula batiente. ¿Somos monstruos? 😄

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 24/02/2014 por en Crítica y etiquetada con , , , , , , , , , , , , , , , , , .

Leyendo actualmente

Publicaciones por fecha

febrero 2014
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
2425262728  

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: