El rincón de Koreander

“Ante él tenía una habitación larga y estrecha, que se perdía al fondo en penumbra. En las paredes había estantes que llegaban hasta el techo, abarrotados de libros de todo tipo y tamaño”. La historia interminable, Michael Ende – BLOG DE LITERATURA FANTÁSTICA –

‘Aniquilación’, un viaje corto y frustrante a la misteriosa Área X

APROVECHAMOS EL LANZAMIENTO DE LA SEGUNDA ENTREGA DE LA TRILOGÍA ‘SOUTHERN REACH’, DE JEFF VANDERMEER, PARA ANALIZAR LA PRIMERA NOVELA

No tengo nada en contra de ‘Aniquilación’, la primera entrega de la trilogía ‘Sotuhern Reach’ escrita por Jeff VanderMeer, y de la cual la editorial Destino publicó ayer (9 de septiembre) la segunda entrega: ‘Autoridad’. No creo que sea una mala novela en absoluto, pero tampoco puedo compartir, ni mucho menos, el entusiasmo ni las altas expectativas que el libro ha generado en un buen número lectores.

Trilogía Southern Reach

 

Entre los pros, ya destacados por muchos otros blogueros, están una muy acertada atmósfera y la dosificación de la información, que va alimentando de forma creciente nuestro interés por el misterio. Estoy bastante de acuerdo con estos dos puntos y entiendo que son atractivos. De partida el Área X, de la que apenas sabemos nada, es lo bastante atractiva como para que deseemos pasar unas cuantas horas en su interior. Lo malo, en mi opinión, es que la primera entrega no llega a ahondar ni mucho menos en los verdaderos misterios de este escenario. No digo que nos lo desvele, al menos no si estamos únicamente ante la primera entrega de una trilogía, pero si las cuatro protagonistas conforman una expedición, lo menos que pueden hacer es explorar. En cambio, al leer el libro, tenía constantemente la sensación de que los personajes andaban en círculos, repitiendo siempre las mismas ideas y sin atreverse a caminar en un esfuerzo torpe por parte del autor de no querer enseñar demasiado, y al mismo tiempo, reforzar la idea en el lector de que el lugar es muy peligroso y lleno de misterios. Bueno, no por mucho repetirlo se va a volver cierto. Tras leer esta primera entrega el área X me resultó decepcionante.

Si no habéis leído la historia probablemente os estaréis preguntando: Vale, muy bien ¿pero de qué va todo esto? La premisa no es tan sencilla como puede parecer, puesto que toda la historia se supone que discurre en un futuro sin determinar y desde el principio sabemos que no debemos confiar en lo que la protagonista ve y oye. En todo caso, es mejor si el lector no tiene ninguna idea prefijada sobre el lugar y el momento en el que discurre la trama. En el quid de la cuestión, cuatro científicas –una antropóloga, una topógrafa, una psicóloga y la protagonista, una bióloga– se adentran a petición de una misteriosa agencia (como no podía ser de otra manera) en la llamada ‘Área X’, afectada por un desastre medioambiental también sin determinar. Lo único que saben es que son la expedición número 12, y que a las anteriores expediciones no les ha ido lo que se dice bien: numerosas muertes, personas que caen en la locura y hasta desapariciones han puesto fin a todos los intentos previos por explorar la isla. La solapa también promete “una naturaleza tan bella como claustrofóbica”, “grandes anomalías geográficas”, “formas de vida más allá de todo entendimiento” y otro buen puñado de clichés, pero si os digo la verdad, después de leer el libro todas esas cosas se pueden enumerar con los dedos de una mano, y aún te quedará libre el anular por si quieres saludar a alguien.

Área X Mapa

Sí, lo admito, estoy un poco cabreado y la culpa seguramente será toda mía. Esperaba muchísimo más. Tenía la sensación de que durante la novela iban a pasar muchas cosas, y lo cierto es que el libro apenas termina de arrancar. Me parece bien que haya paranoia y desconfianza entre las mujeres que conforman la expedición, pero es frustrante ver como estos elementos que deberían haber sido un aliciente más para la trama acaben dinamitando toda la historia y anulen nuestros deseos de ver más del Área X.

Al comprobar que la novela apenas alcanza las 236 páginas, y después de haber leído que VanderMeer prescinde totalmente de dotar de un pasado o una historia a sus personajes –los protagonistas ni siquiera tienen nombre–, me imaginaba que íbamos a estar ante una novela de ritmo y acción trepidantes, pero no es ni mucho menos así. El hecho de que no sepamos nada –salvo la profesión– de tres de las cuatro mujeres que aparecen en el libro me ha producido una total apatía por sus destinos. Sinceramente, me daba igual lo que les ocurriera, solo quería que avanzaran de una maldita vez ya fuera a la ‘torre hundida’ que se nos describe al comienzo de la historia, o a cualquier otro sitio. Por otro lado, VanderMeer se empeña en aderezar el pasado de la bióloga protagonista con elementos que, al menos en esta primera entrega, apenas aportan ningún trasfondo verdaderamente interesante. Me imagino, claro está, que su misterioso marido y quizás hasta sus recuerdos de niñez jugando en su querida charca pueden cobrar mayor relevancia en el futuro.

Esto puede ser totalmente una cuestión de gustos. Sé que hay lectores que se mueven impulsados únicamente por la trama. En mi caso respondo mucho al carisma de los personajes, y si estos no me llegan es muy difícil que la novela consiga hacerlo. VanderMeer ha decidido deliberadamente que los personajes de su novela sean una mera excusa y se ha empeñado en que no le roben el más mínimo protagonismo al misterioso Área X. Una apuesta arriesgada y comprensible, pero que conmigo no ha funcionado. Lo dicho, cuestión de gustos.

En el lado positivo de la balanza, me quito el sombrero ante una forma de narrar precisa y cargada de significado. En la traducción de Isabel Margelí que yo he leído hay muchísima precisión del lenguaje, incluso para describir cosas que sabemos fehacientemente que no son como nos las pintan. No conocía la trayectoria de VanderMeer, pero a pesar de la decepción que ha supuesto para mí el arranca de esta saga, no puedo menos que apuntarme su nombre para el futuro. De hecho, gracias a Odo de ‘Sense of Wonder’ he descubierto que en estos momentos se puede conseguir gratis el relato de 31 páginas del autor ‘Así empezó todo’, y ya me he hecho con él. Tampoco descarto, ni mucho menos, leer las dos continuaciones que tiene la historia, aunque eso sí, me esperaré a ver si sale el ebook rebajado. Confío en que los muchos misterios que permanecen abiertos den juego en la entrega recién publicada ‘Autoridad’ y en la conclusiva ‘Aceptación’ que Destino podría lanzar en noviembre (según veo en la librería on line ‘Cyberdark’). Solo espero que el desenlace de estos cebos lanzados con el primer libro tengan más miga que la misteriosa luz roja de la que nos hablan las protagonistas al comienzo de la novela (y que se supone que se enciende cuando se detecta algún tipo de extraño peligro). La explicación final me dejó un tanto insatisfecho. Supongo que a eso se referían con la solapa del libro en la que se nos advierte ‘Espera lo inesperado‘. Si es que a veces parece que juegan con nuestros sentimientos.

Un comentario el “‘Aniquilación’, un viaje corto y frustrante a la misteriosa Área X

  1. Pingback: Los Premios Igntous desvelan sus nominados para este 2015 | El rincón de Koreander

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 10/09/2014 por en Reseña y etiquetada con , , , , , , , , , , .

Leyendo actualmente

Publicaciones por fecha

septiembre 2014
L M X J V S D
« Ago   Oct »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: