El rincón de Koreander

“Ante él tenía una habitación larga y estrecha, que se perdía al fondo en penumbra. En las paredes había estantes que llegaban hasta el techo, abarrotados de libros de todo tipo y tamaño”. La historia interminable, Michael Ende – BLOG DE LITERATURA FANTÁSTICA –

La Grecia de los dioses olímpicos revive en ‘Tejedora’

NINA ALLAN, A LA QUE PODREMOS VER ESTE FIN DE SEMANA EN MONTCADA I REIXAC, REINVENTA EL MITO CLÁSICO DE ARACNE

Nina Allan, a la que este mismo fin de semana podremos ver en la MIRcon de Montcada i Reixac, parece ser una rara avis de la literatura fantástica. No solo apuesta por obras breves y autoconclusivas, algo ya de por sí poco habitual en la fantasía, si no que además les dota de una carga poética nada usual en el género. Es, sin duda, uno de los casos más representativos en los que no importa tanto qué se cuenta, si no cómo se narra. Pudimos comprobarlo ya en el extraño juego literario que fue ‘Máquinas del tiempo‘ (Nevsky) y lo reafirmamos tras disfrutar de la breve pieza que es ‘Tejedora‘ (Fata Libelli), traducida por Silvia Schettin.

Tejedora“Layla es una tímida artista tejedora recién llegada a Ciudad Atolón. Un futuro brillante parece abrirse ante ella si no fuera porque algo la ancla a su pasado: el temor a que su destino esté tan marcado como el de su madre y otras artistas clarividentes condenadas por la justicia. Sus recurrentes encuentros con una deforme anciana con delirios de divinidad y su inesperado descubrimiento del amor se entrelazan en una historia que cambiará su destino.

Tejedora‘ es una adaptación moderna del mito de Aracne en una Grecia alternativa y recibió el prestigioso British Science Fiction Award de 2014 a la mejor novela corta. Una impresionante revisión del mundo griego clásico donde los mitos y las supersticiones conviven con la tecnología más avanzada, y donde una artista, Layla, trata de encontrar su lugar entre los humanos y los dioses.

La británica Nina Allan lleva escribiendo ficción desde los seis años, es experta en literatura rusa, una prolífica autora de relatos, finalista del Shirley Jackson Award y ganadora del British Science Fiction Award. Con una sensibilidad y paciencia inusitada, Allan crea en Tejedora una dramática alegoría sobre los riegos y los sacrificios, la arrogancia y la desesperación que tantas veces conlleva la dedicación artística”.

El libro se puede conseguir en ebook por menos de cinco euros y trae unas 73 páginas. Hay disponibles unas PÁGINAS DE MUESTRA.

En esta novela corta se hace más evidente incluso que en su ‘Máquinas del tiempo‘ la apuesta de Allan por crear un escenario rico en detalles con tan solo unas pequeñas pinceladas (aunque en este caso lo más acertado sería decir: con solo unas puntadas). La autora británica nos presenta una Grecia clásica evolucionada hasta un tiempo equiparable a nuestro presente, pero donde la sombra de los antiguos dioses olímpicos todavía no ha desaparecido del todo, y donde dones como la clarividencia despiertan el recelo de muchos, pero todavía resultan temidos.

Dicho de esta manera puede parecer que el componente fantástico va a estar presente en cada párrafo de la narración, pero lo cierto es que no es así. Allan escribe obras casi costumbristas, que parecen basarse fundamentalmente en el desarrollo de los personajes. En el caso de ‘Tejedora‘, de nuevo la trama se desarrolla de manera pausada y con casi nulos giros argumentales. A cambio, la autora nos propone una larga descripción activa de la protagonista, Layla, en lo que desde el principio sabemos que es una revisión del mito clásico de Aracne.

SpinHay al menos dos reseñas disponibles y muy recomendables de esta novela corta. Una se puede disfrutar en el blog ‘Leer sin prisa‘ y la otra está disponible en ‘Donde acaba el infinito‘. Las dos destacan el final abrupto de la historia, y desde luego no seré yo quien les lleve la contraria. Es cierto que cuando parece que estamos más metidos en la narración, esta llega a su fin. En mi caso tuve que volver atrás un par de páginas (virtuales) para releer esa última escena a sabiendas de que se trataba del punto final y descubriendo entonces la realidad de lo que Allan quería contarnos con ese extraño encuentro y esas pocas palabras. Y de nada me sirvió conocer el mito original para suavizar el impacto de ese cierre terrible y precioso.

Tejedora‘, ‘Spin’ en el original que se hizo merecedor del British Science Fiction Award, es una historia breve para disfrutar de una sentada, pero también de forma pausada. Aunque suene pedante, es una obra en la que importan más los matices y lo que aparece en segundo plano, que los grandes detalles y la trama principal. Es una novela corta para disfrutar de las descripciones, para maravillarse con el escenario, y en general, para disfrutar con el amor hacia el arte que tan pacientemente parece urdir su autora. En definitiva, un mito clásico tan fresco y original que consigue atraparnos como una tela de araña.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Leyendo actualmente

Publicaciones por fecha

diciembre 2014
L M X J V S D
« Nov   Ene »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: