El rincón de Koreander

“Ante él tenía una habitación larga y estrecha, que se perdía al fondo en penumbra. En las paredes había estantes que llegaban hasta el techo, abarrotados de libros de todo tipo y tamaño”. La historia interminable, Michael Ende – BLOG DE LITERATURA FANTÁSTICA –

Cuento recomendado: ’26 monos, además del abismo’

EL RELATO DE KIJ JOHNSON, GANADOR DEL PREMIO MUNDIAL DE FANTASÍA EN 2008, SE PUEDE LEER TRADUCIDO EN ‘CUENTOS PARA ALGERNON’

New weird, fantasía urbana o incluso realismo mágico. Llamadlo como queráis, pero ‘26 monos, además del abismo‘, escrito por Kij Johnson y publicado en castellano gracias a la página web ‘Cuentos para Algernon‘, es una maravilla. Vale que quizás no sea una historia para todos los gustos, pero si entráis en la fantasía que propone la autora, si aceptáis el juego que arranca con la primera línea – “El gran truco de Aimee es hacer que 26 monos desaparezcan del escenario” –, caeréis hechizados por la historia.

El relato se puede leer en su inglés original en la web de la autora, o  en lengua castellana en ‘Cuentos para Algernon‘. Si lo preferís, podéis tenerlo en ebook junto con otros 11 relatos realmente buenos. Os lo podéis descargar gratuitamente en este enlace en formato kindle, epub o fb2, gracias una vez más a Marcheto, la creadora de la citada web. No os puedo recomendar lo suficiente que os leáis todos los relatos que incluye, porque son estupendos. La lista de historias es la siguiente:

Cuentos Algernon I

Quedarse atrás, de Ken Liu
Un diez con una bandera, de Joseph Paul Haines
Otro final del imperio, de Tim Pratt
Radiante mañana, de Jeffrey Ford
La hija de Frankenstein, de Maureen McHugh
26 monos, además del abismo’, de Kij Johnson
Las siete pérdidas de Na Re, de Rose Lemberg
Cerbo un Vitra ujo, de Mary Robinette Kowal
Halo‘, de L. Annette Binder
Caída de una mariposa al amanecer, de Aliette de Bodard
Los ojos de Dios, de Peter Watts
Loup-garou, de R. B. Russell

Entre otras menciones, ‘26 monos, además del abismo‘ ganó el premio Mundial de Fantasía en 2008, fue elegido por los lectores del ‘Asimov‘ como mejor cuento corto, y resultó finalista en el Hugo y al Nebula, así como en el Ignotus de su categoría tras la traducción al castellano en la web ‘Cuentos para Algernon‘. Y seguramente merecía más.

El relato se podría enclavar en la tradición de esas historias con una tienda misteriosa detrás, como ‘La pata del mono‘ de W.W. Jacbos, en la que un elemento mágico irrumpe en el relato para dejarnos más tarde a un personaje que se intenta adaptar a la existencia del mismo. En este caso, el particular es un espectáculo de circo con 26 monos que desaparecen de forma misteriosa del escenario. La protagonista, Aimee, se siente atraída hacia esta atracción que llega para reordenar su ya trastocada vida, y demostrarle que hay enigmas en el mundo que no están dispuestos a ser desvelados. Una historia fabulosa tanto por el tono como por el contenido, que además se cierra con una escena hilarante.

“Lo que a Aimee le gusta de esta vida:

Es absurda. Ella no vive en ningún lugar. Su mundo tiene 10 metros y 127 representaciones de largo y ahora mismo 26 monos de ancho. Es algo manejable”.

La historia apareció por primera vez en la ya citada revista ‘Asimov‘ de julio de 2008 y después fue recuperada por la autora en la antología ‘At the Mouth of the River of Bees‘. “Las oportunidades de leer su obra en español son hasta ahora muy escasas. Hasta donde yo sé, únicamente se han traducido dos de sus relatos: Spar (Contienda, en el excelente número especial 50/51 de la revista argentina Cuásar) y Fox Magic (Magia de zorros, en el número 60 de la revista Axxon, también argentina“, recalca Marcheto en su web.

Como decía antes, esta no es la única de las historias recogidas en ‘Cuentos para Algernon. Año I‘ que se merece una recomendación expresa. ‘Quedarse atrás‘ de Ken Liu es un maravilloso relato sobre quienes no se adaptan a los cambios –o sobre la sinrazón de las mayorías, según el punto de vista–; ‘Un diez con bandera‘, de Joseph Paul Haines, es una curiosa distopía clásica de gobierno controlador; ‘Cerbo un Vitra ujo‘, de Mary Robinette Kowal, muestra el lado más terrorífico y cruel del ciberpunk; y la estupenda ‘La hija de Frankenstein‘, de Maureen McHugh, mi segundo cuento favorito tras el de Kij Johnson, toca de una manera peculiar el espinoso tema de la ética en la clonación humana. Al final de este último relato Marcheto ha añadido una llamativa e interesante reflexión de Ted Chiang sobre cuánto de ciencia ficción hay en el mismo, que probablemente haya abierto más de un debate. Me confieso totalmente de acuerdo con su visión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 03/04/2015 por en Relato Recomendado y etiquetada con , , , , , , , , , , .

Leyendo actualmente

Publicaciones por fecha

abril 2015
L M X J V S D
« Mar   May »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: