El rincón de Koreander

“Ante él tenía una habitación larga y estrecha, que se perdía al fondo en penumbra. En las paredes había estantes que llegaban hasta el techo, abarrotados de libros de todo tipo y tamaño”. La historia interminable, Michael Ende – BLOG DE LITERATURA FANTÁSTICA –

Atrapados en el fin del mundo con ‘Pronto será de noche’

LA TERCERA NOVELA DE JESÚS CAÑADAS CONSIGUE LLEGAR AL LECTOR A TRAVÉS DE UNA TRAMA APOCALÍPTICA Y UN ESTILO DESASOSEGANTE

Desde que Valdemar decidió comenzar a publicar autores españoles en su colección de terror contemporáneo, Insomnia, no ha hecho más que darnos alegrías. Emilio Bueso abrió camino con ‘Extraños eones’, una historia de terror lovecraftiano contemporánea y magníficamente ambientada. Luego vino David Jasso con su ‘Disforia’ a ritmo de thriller y lograda ambientación distópica, y ahora le ha llegado el turno a la que para mí es la más redonda de las tres: ‘Pronto será de noche’, de Jesús Cañadas.

Una palabra define esta novela: DESASOSEGANTE.

Pronto será de noche

El autor de ‘Los nombres muertos’ y ‘El baile de los secretos’ ya nos había demostrado su habilidad para los diálogos y su dominio del lenguaje. Había dejado claro que era capaz de encontrar el tono exacto para sus novelas y dotarlas de personajes interesantes. Incluso había evidenciado, a golpe de relato, que dispone de un registro amplio. Sin embargo, Cañadas todavía no había conseguido llegar a traspasar la piel del lector. Sabía contar historias, pero todas sonaban demasiado a eso, a historias.

Pronto será de noche’ no es ya una demostración de habilidades. Aquí se usa munición real. Cañadas ha escrito una novela apocalíptica no solo en su ambientación, si no principalmente en las sensaciones que transmite. Ha situado a sus personajes en mitad de un gigantesco atasco para obligarles a ir hacia delante, siempre hacia delante, escapando del desastre en una monumental huida hacia el precipicio. Hay una trama de novela negra que se inicia, como no, con un muerto. Pero si ése es el motor de la historia, lo cierto es que está a ralentí. Un ruido de fondo. El sonido blanco de una emisora mal sintonizada. Es solo una excusa, una estrategia para forzar aún más a los personajes y darles un empujón cuando se encuentran ya al borde del abismo. Lo realmente poderoso en sí es la imagen que Cañadas dibuja en la mente del lector, las ideas que permanecen.

«Pronto será de noche, pero no habrá diferencia. El cielo seguirá teniendo ese color incómodo. El fuego que baila en las ventanas sacará a la ciudad de su ceguera. Será de noche, pero no estará oscuro. Caerán pájaros muertos del aire. Golpeando el suelo con un sonido de guantes empapados».
Ese de ahí es Samuel. Es policía, o lo era. Ahora está atrapado en un atasco infinito. Como tú y como yo. Miles de coches en medio de una autovía que se dirige hacia el sur; aunque eso poco importa. Lo que importa es que huimos. Somos una multitud desesperada rumbo a ninguna parte mientras el mundo se derrumba a nuestro alrededor. La negrura se extiende detrás de nosotros, nos persigue. No nos queda más que avanzar. Los metros cuestan horas, el calor sofoca, el aire es de barro. Y justo cuando parece que nada puede empeorar, sucede: en medio de esta nada inmensa, un conductor ha aparecido muerto. Estrangulado. Samuel necesita descubrir quién ha sido, y sobre todo por qué. Por qué aquí, por qué ahora. Mientras la oscuridad avanza y el tiempo se acaba, un simple acto puede bastar para darle sentido a todo. Así que vamos, vuélvete a tu coche. Acurrúcate en el asiento. Cierra por dentro y, por favor, no te duermas. Por lo que más quieras, no te duermas. Porque cuando caiga la noche, tú podrías ser el siguiente.

  • 256 páginas y 19,50 euros en tapa dura con sobrecubierta.

En ‘Pronto será de noche‘ hay una marea humana huyendo de la ciudad, escapando del desastre. ¿Qué desastre? Pues el peor de todos. Ése que es tan terrible que es mejor no hablar de él, porque cuando se menciona deja un vacío dentro del pecho, como si alguien te hubiera escarbado allí con una cuchara de helado. Un desastre que deja pájaros muertos precipitándose hacia el suelo y golpeando el asfalto con un sonido como de “guantes empapados”, escribe Cañadas. Uno de esos desastres que te hacen querer estar con los ‘tuyos’, solo que los ‘tuyos’, como nos demuestra esta novela, son aquellos que tienen la desgracia de estar a tu lado cuando llega el momento de los abrazos y de las despedidas. Uno no escoge compañero de habitación en el infierno.

Hay varias imágenes que Jesús Cañadas parecía tener en la cabeza al escribir este libro. Son escenas que también están de fondo en otras historias del fin del mundo, solo que allí parecen borrones de paisaje que se pierden al otro lado del cristal mientras los personajes saltan de una escena a otra. La huida que ha dibujado Cañadas, sin embargo, discurre a cámara lenta. Sus protagonistas no pasan de largo ante piras funerarias, si no que se ven obligados a detenerse a su lado. A permanecer allí detenidos en su vehículo, tratando de ignorar el hambre que les produce el olor a carne chamuscada o el terror que les produce el color antinatural del cielo. Nadie dijo que el final fuera a ser rápido ni piadoso. El miedo y la desesperación son pacientes, como lluvia fina que va calando.

Presentación de la novela en la Librería Gigamesh:

Hay cosas que me han gustado menos en el libro. Los personajes se sienten reales, pero eso no significa que tengan que gustarme. Samuel, el protagonista, parece un pollo sin cabeza tratando de resolver un crimen que en el fondo a nadie le importa –a ninguno de los personajes, quiero decir–. Todos están a lo suyo, porque al fin y al cabo, ¿que significa un muerto más cuando el mundo entero parece haber entrado ya en cuenta atrás? Lo mismo me ha pasado con Abreu, el periodista y escritor que peca de arquetípico y de cínico descreído, o con el taxista, Alfonso, un machista y maltratador que parece sacado de un anuncio del Ministerio de Igualdad. No son personajes pobres, es solo lo que decíamos antes, que uno no escoge compañero de cuarto en el Infierno. Todo lo contrario me ocurre con Inés y Alicia, dos personajes mucho más redondos para mi gusto, o con Cándido, un hombre mayor que parece de vuelta de todo, y que aparentemente –solo aparentemente, claro– aporta algo de cordura a este reducido universo de unos pocos coches en el que Cañadas encuadra su foto.

Poco más se puede decir de un libro que hay que disfrutar en primera persona. Tiene una trama redonda, un ritmo pausado que le sienta muy bien a la novela, y una forma de profundizar en los personajes y en saltar de un punto de vista a otro del que pocos escritores son capaces. Pero esta historia no funciona a un nivel intelectual, si no que lo hace al de las sensaciones. ‘Pronto será de noche‘ no intenta sobresaltar o hacer que se te erice el bello de la nuca. Va un poco más abajo de la piel, hacia las venas por las que circula la sangre como en una carretera inmensa que bombea vehículos. Pam-pam y los coches se detienen. Pam-pam, avanzan otro tramo. Todo el mundo conoce a dónde lleva el camino, pero nadie sabe con qué se encontrarán al llegar.

Nota: 9 sobre 10.

Pros: Una novela apocalíptica que verdaderamente se siente real. Una historia de miedo que sí toca al lector. Una prosa magnífica.

Contras: Personajes faltos de carisma y una trama de novela negra que no consigue funcionar plenamente por discurrir a la sombra de un misterio mayor: ¿quién quiere resolver un asesinato cuando intentas averiguar qué le va a ocurrir al resto de la humanidad?

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 26/06/2015 por en Noticias y etiquetada con , , , , , , , , .

Leyendo actualmente

Publicaciones por fecha

junio 2015
L M X J V S D
« May   Jul »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: